fbpx

Montse Gil

Información exclusiva para profesionales y negocios Beauty

De forma constante escucho hablar a profesionales sobre que si no pueden hacer tal o cual cosa porque:

  • Están en un barrio que no les gusta.
  • No tienen dinero.
  • Su público no es el ideal para lo que quisieran.
  • Han acostumbrado a sus clientes a algo que si cambian no lo entenderían.

Mira, para dejar huella en tus clientes y en tu mercado, sólo tienes que hacerlo, tomar el compromiso, hacer algo que destaque y no encaje.

¿En qué te tienes que centrar?

  • En cómo quieres que tu público te perciba: debes definir de forma muy clara qué es lo que quieres transmitir a tu público y cómo quieres hacerlo. Para ello, debes empezar creando y desarrollando una identidad e imagen visual que esté en consonancia con tu propuesta de valor y con los valores y la promesa de tu marca. Para crear y desarrollar esa imagen e identidad visual, deberás llevar a cabo un proceso de estrategia de la imagen y la identidad visual, la creación de un logo o el diseño de la web. También debes llevar a cabo estrategias de marketing digital para dar mayor visibilidad a tu marca y que tu público te perciba como deseas que lo haga.

  • La Experiencia de usuario: Las estrategias que sigas en marketing digital te servirán no solo para ganar visibilidad y captar un mayor número de clientes, sino también para conocer cómo te perciben exactamente esos clientes, la opnión que tienen acerca de tu marca o productos y la experiencia que han tenido con ellos. Por ello es muy importante que interactúes con tu público a través de plataformas digitales como son los foros o las redes sociales. Sólo así conocerás de primera mano su opinión y su experiencia y sabrás a ciencia cierta si vas por el buen camino o si por el contrario debes cambiar toda tu estrategia.

Y esto lo puedes hacer estés donde estés, solo, con equipo, en un local de un barrio, en otro, con más dinero o con menos.

Imagen cortesía de unsplash.com

Mi experiencia personal

Cuando me estafaron en mi negocio, tuve que adaptarme a otro local y otra zona ya que me quedé sin blanca, aún así, estando rodeada de centros de belleza y en un barrio aparentemente sin muchos recursos…

  • La música que ponía en mi salón era chill out (no comercial) o jazz ambient.
  • Tenía mis zonas separadas por servicios y todos mis clientes recibían un masaje en cuero cabelludo con música relajante.
  • No tenían que esperar tiempo en la sala de espera y si había algún retraso se llamaba avisando para que pudieran ocupar su tiempo en algo más productivo que esperar.
  • Las revistas que había eran de Moda, Psicología/Coaching y Muy Interesante, además de poder leer libros que tenía en una estantería.
  • Cada uno de ellos se sentía especial y escuchado, antes de realizar cualquier servicio se le hacía una serie de preguntas de estilo de vida, tiempo y resultados que esperaban conseguir, a partir de ahí se ejecutaba el servicio según lo acordado entre ambos.
  • Aún estando en un barrio obrero, la mayoría de mis clientes eran de clase media/alta, los fui atrayendo poco a poco, ya que era mi primer negocio y empezaba desde cero.
Imagen cortesía de unsplash.com

Después de 7 años de haber traspasado mis negocios de belleza, algunos de mis clientes me siguen llamando, otros cuando me los encuentro por la calle me dicen que todavía no han encontrado un lugar donde se sintieran tan bien y que…. ¡por favor abra otro centro de belleza aunque no trabaje yo directamente!

Hoy “dejar huella” no es una opción, con un mercado tan competitivo, una economía globalizada y en crisis, un público cada vez más saturado y con mucha más información que antes o dejas huella o te van a “poner los cuernos” antes de lo que esperas.

No te pongas excusas, yo te digo que No hay Negocios de Belleza Grandes o Pequeños, hay negocios de Belleza que dejan Huella o que no.

Querido Beauty Business, ¡es el momento de que te unas a la Transformación!

Deja un comentario